jueves, 14 de agosto de 2008

Disculpe señorita...


- Disculpe señorita, me gustaría dedicarle unas palabras. No se asuste. Tómelo como un extraño atraído por el aura que desprende su presencia en este local de mala muerte. Déjeme decirle que se la tiene que ver bien bonita haciendo el amor-
- Vaya que directo que es usted, señor. ¿ De verdad considera eso con sólo observarme durante un cuarto de hora aquí sentada? ¿Así es como usted dialoga con las féminas? Pueden tomarlo como un pervertido o un violador encubierto-
- Usted no me ha pensado así de mal porque está entablando una conversación conmigo-
- Es que quizá yo haya caído del mismo árbol que usted querido mío-
- Entonces...-
- Entonces nada. Acompáñeme a casa. Llevo demasiado tiempo sola y no quiero volver a dormir sin compañía-
- ¿Dormir? ¿Está segura que eso es lo que quiere hacer?-
- Sí, tras follar con usted. Porque si cuando hago el amor soy bonita, después de follar luzco realmente resplandeciente-

4 comentarios:

Eduard dijo...

PD: No creas nunca que dominas una situación. Al final y desde el principio, eres un títere.
Un títere en tu propia cabeza...y te puedes llevar muchas sorpresas.

Más de las que imaginarias.

Anónimo dijo...

Títere de nuestros objetivos, de nuestros errores, de lo que nos rodea. Al fin y al cabo, títeres. ¿No es así? Pues al menos, si soy títere, que me dejen mover un poco mis cuerdas.

Ya estoy de vuelta en Barcelona.

spence dijo...

juro por mis huevos que a la próxima tía que entre le digo eso.
y cuelgo la respuesta

lo juro
xDD

la foto tremenda
el texto no hay que decirlo ;)

saludosss

Anónimo dijo...

Cuando puedas pasate por mi blog, tengo un encargo para tí :)